SOBRE LA NECESIDAD DE INCORPORAR LA ENERGÍA SOLAR A NUESTRAS VIDAS

La búsqueda de cómo optimizar la fuente de iluminación que recibe un edificio no es algo novedoso. Al contrario, en el siglo XIX ya empezaron a aparecer por toda Europa edificios en los que se buscaba orientar las ventanas para obtener la mayor cantidad de radiación solar a lo largo del día. Y si nos remontamos aún más atrás, podemos encontrarnos con que el mismo Leonardo da Vinci ya diseñaba vidrios y espejos con el fin de concentrar y retener el calor solar.

Continue reading